top of page

Desconexión activa (o cómo descansar sin que el cuerpo lo resienta)

Para muchos de nosotros, el mes de las vacaciones es agosto, y también es un mes repleto de fiestas, viajes y muchos otros planes de ocio que nuestro cerebro y el resto de nuestro cuerpo necesitan. Aunque también es cierto que muchos de nosotros solo pensamos en más de una ocasión es "me voy a tumbar como un cojín en el sofá desde el 1 de la mañana hasta el 31 de la noche a ver qué me tiran así". No creo".


Este tipo de pensamientos son completamente comprensibles si tenemos en cuenta el ritmo a menudo frenético al que nos vemos sometidos durante el resto del año. Sin embargo, hay muchas formas de descansar, y para evitar que llegue septiembre y digamos que “necesito unas vacaciones de las vacaciones”, es importante mantener la mente y, sobre todo, el cuerpo activo.


Vamos a hablar aquí de algunas actividades que se pueden realizar durante las vacaciones, que son perfectamente compatibles con el resto "modo Netflix", pero que evitarán que nuestro cuerpo se oxide y que dejemos de lado hábitos y rutinas saludables por normalmente asociándolos a periodos de trabajo.


  • Postura

No es recomendable, por muy tentador que sea, pasar todo el día en posición horizontal. El sistema musculoesquelético se resiente y los sistemas reguladores del organismo (nervioso y endocrino) alteran su funcionamiento. En especial, no recomendamos permanecer muchas horas en la cama, ya que se asocia con una peor calidad de salud mental: la separación de los espacios de sueño y ocio es útil para muchas personas.


Si vamos a ver una película o a tragarnos una serie como patos (quién no lo ha hecho en algún momento), mejor hacerlo con la parte de atrás incorporada y lo más recta posible (piensa en un silla de cine y cómo se parece a tu sofá), evitando tirar "chepa" y levantarte de vez en cuando. Tener la pantalla a una distancia y altura adecuadas, en la medida de lo posible, también ayuda a tener una mejor postura. Sería ideal combinar estas actividades de interior con algunas de exterior, aunque sea un paseo. Recuerda que nuestro cuerpo está diseñado para moverse y no para ser "estirado".


  • Estiramiento

Incluso en posturas adecuadas, la falta de movimiento puede darnos problemas a la hora de realizar determinadas acciones (como recoger la compra), además del riesgo ampliamente probado que supone el sedentarismo para patologías cardiovasculares y de otro tipo. Por ello, existen pequeños ejercicios, que muchas veces hacemos incluso inconscientemente, que nos ayudan a mantener nuestros músculos preparados para cualquier movimiento.

Hay ciertos estiramientos que puedes hacer en casa o incluso durante largas tardes de playa tomando el sol como los que puedes ver en la imagen a continuación. ¡Recuerda hacerlos siempre con la espalda recta y con sensación de estiramiento!



  • Actividades festivas relacionadas con la danza.

Si ya bailas (¡no hace falta ser un profesional, ni mucho menos!) o tienes alguna idea, aprovecha para disfrutar de un social, en el caso de los bailes afrolatinos, un foliado en el caso de los el baile tradicional, o cualquier otra reunión festiva en la que el baile sea parte, también es una forma de mantener el cuerpo activo y divertirse, mientras socializamos, y nuestra mente también lo agradece. Y no nos olvidemos de las conocidas orquestas que recorren nuestros pueblos y ciudades durante los veranos gallegos. ¡Hacerle un baile siempre es una buena idea!

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page